miércoles, 16 de septiembre de 2009

Cocina para mujeres no cocineras

Publicado por Alma Rebecca Yanez en 1:43
Reacciones: 
2 comentarios



Si, lo confieso, no tengo ni la mas minima idea de cocinar, y realmente nunca me gusto, y no es que sea floja, simplemente la cocina es una de las cosas que menos me interesan,
En quince días me voy a casar y es hora que no tengo ni la mas minima idea de lo que voy a hacer, y por supuesto mi novio engañado no esta, así es que tampoco será una sorpresa, y clásico en estos casos su “mamita querida” sabe bastante, y debo reconocer que es cierto, para mi mala fortuna ( y quizás de muchas) se harán las inevitables comparaciones, y al momento no creo que salga bien librada.
Así es que decidí hacer una pequeña guía para todas aquellas que como yo estamos en tan tremenda situación espero les guste chicas:

Problema numero 1:El fuego en la estufa:
Ok es cierto le tengo respeto al fuego, por supuesto chicas díganle a su prometido que su estufa sea de encendido eléctrico, porque la verdad para mi es un terror usar cerillos, por aquello de mi uñas, seria fatal que se estropearan, también están los encendedores pero es lo mismo, solo de pensar en abrir la llave de la estufa, acercar el encendedor y que prenda me da un terror total.

Problema numero 2 Al siguiente día ya en casa:
Después de una gran noche ( bueno tiene que ser así no?) llega la mañana y clásico que tu “amorcito” te dice: Preciosa ( aja ya se por donde va ) tengo hambre, y te lo dice con esos ojitos de bamby y OMG que hacer? Sencillos: con la mirada firme pero a la vez de coquetería le dices “ ay cielito y si para festejar desayunamos afuera, ándale bebe si?” y le muestras esos encantos que hacen que te diga que si a todo

Problema numero 3: La hora de la Verdad “Mi amor invite a comer a mi Mama”
Ya utilizaste todo tu repertorio, latas de atún, sándwiches de todas las formas, tamaños e ingredientes, sopas maruchan ( mi amor se acabo el gas¿ tu crees? Y lo peor es que es por tubería o sea a quien quieres engañar ), bueno hasta compraste la “torta del Chavo” que venden en la tiendita, pero la “suegrita” es otra cosa,¿ que hacer?
Sencillito ( saludos para TwittBsAs) , te vas corriendo al súper, y compras en la sección de alimentos preparados” el Menú que de seguro deleitara a la señora, y por supuesto que estarás súper cansada después de “cocinar” todo tu misma, o sea que no cuenta el hecho de haber calentado todo en tu flamante estufa de encendido eléctrico?

Y si todo lo anterior no fuera suficiente ( y creo que hay un limite) la mejor y única solución final (¿ por que no se me ocurrió antes? ) es contratar a una señora que cocine Ah pero eso si, tiene que tener mas de 40 años y que venga de un remoto punto de nuestro país porque con aquello de que “se le llega al hombre por el estomago” no hay que correr riesgos y entonces si: manicure, Shopping, cafecitos con las amigas y por supuesto estar siempre bellas para nuestros maridos!

Ok ya se que es una fantasía porque que hombre aguanta tanto, lo mejor será que siga con mi libro de cocina y mejor me apresuro porque se me quema el agua para mi café
OMG.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Delcia

Publicado por Alma Rebecca Yanez en 22:37
Reacciones: 
0 comentarios



Esa mañana de febrero fue como cualquier otra, desperté con ese aire de soledad, con los ojos tristes por tanto llorar por el pasado, apenas hacia unos días que había terminado con mi novio, y con una sonrisa de resignación y olvido empecé el día.

Últimamente me habia dado por escuchar música, y sin mucho animo entré a la red, me encontraba con la idea de cambiar mi fondo de escritorio, la foto de mi novio no me hacia precisamente olvidarlo.
Y sin mas encontré tu pagina Web, Delcia y ahí empezó todo.

Nunca fui precisamente una visitante asidua de las paginas de Internet, normalmente me conectaba en la noches y respondía todas las personas que me escribían a mi correo, siempre opinaban de alguna de mis sesiones, o me dedicaba a subir mis fotos, comunicarme con mis amistades, y hasta ahí.

Después de ese dia nada fue lo mismo, te agradezco hasta el infinito que me hallas mostrado todas las cosas que su pueden lograr, tener un pequeño espacio y desde ahí enviar a todos la forma en que percibo el mundo.
Mi forma de expresión eran mi fotografías, y tu me mostraste que no necesitas una imagen para demostrar tu talento.
Que puedes también enseñar a todos un universo de cosas sin mostrar ni una sola imagen, y para mi que todo eran fotografías mi vida se estremeció.

Yo siempre he pensado: la vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento, y yo contigo de esos he tenido muchos, muchos, muchos... eso es algo que me llena de orgullo y que voy a llevar conmigo para siempre.

Y es que, has conseguido que le diga a una amiga: TE QUIERO por como eres y por como me has dejado ser. Pronto no estaré tan lejos por lo que tu serás en la primera que piense cuando este por allá y quizás hasta pueda darme una vuelta rápida por tu ciudad.

Escribo esto para que tengas algún recuerdo de lo que siento por ti. Lo podrás leer cuantas veces quieras y espero que signifique algo para ti las palabras que escribí.
Tienes mi eterna gratitud, por estar ahí cuando te he necesitado, por aguantarme cuando tuve problemas con mi Lap y supiste que hacer a pesar de la distancia, cuando necesite que me escucharas y por brindarme tu amistad. No te lo he dicho muchas veces y sin embargo cada instante que platico contigo tengo la certeza de que necesito decírtelo: Te quiero mucho, eres mi mejor amiga y Muchas Gracias. Quiero que sepas que disfruto mucho nuestras conversaciones. Inclusive cuando solo decimos tonterías y muchísimas Gracias por ser mi mejor amiga y por ser la persona en la que mas puedo confiar.
Eres una hermana para mi, gracias por decirme la verdad siempre y decirme en que estoy mal aunque me duela. Gracias por aceptarme y quererme como soy y por hacerme una persona mejor.
Recuerda que cuentas conmigo para todo, Siempre voy a estar ahí.
Siempre seré tu amiga. Te quiero mucho.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Algo para recordar

Publicado por Alma Rebecca Yanez en 4:13
Reacciones: 
2 comentarios

Ya tenia varios días sintiéndome rara, algo no iba bien conmigo, me cansaba con facilidad y a veces me daba mucha hambre, pero debido a mi trabajo, mis sesiones de fotos y la rutina de mi dieta, siempre pensé que debería de comer mejor, pero si no lograba las medidas y el peso necesario no podría modelar nada.
Aquella mañana llegue al escuela, como todos los días, pero particularmente me sentía bastante mal.
Recuerdo que en la primera clase decidí salirme, simplemente no lograba poner la atención necesaria, así es que me fui sin decir nada, llegue a mi auto y enfilé rumbo a mi casa.
Nunca en toda mi vida el camino de la Universidad se me hizo tan complicado, no lograba poner la atención necesaria.
Cuando llegué le dije a mi mama que me sentía muy mal, me empezó a dar mucha sed, precisamente era una de esas mañanas calurosas.
Es todo lo que recuerdo: mi mama dándome un vaso con jugo de naranja.
Todo me pareció como en una película en cámara lenta.
Y todo se desvaneció para mí.
Cuando desperté estaba en el hospital con mi papa y mi mama, ambos con cara de mucha preocupación, y honestamente pensé que otra vez había sido victima una de mi recaídas por no comer tanto o quizás mi tos crónica que nunca me ha dejado, sobre todo en invierno que es cuando mas cuidado debo tener, de lo contrario, fiebre y dolor de garganta cosa segura
Mi mama se puso contenta cuando abrí los ojos, -¿Cómo estas modelito? Me dijo con esa mirada entre preocupada y tranquila.
-Lo siento mama, prometo comer mejor, pero nunca pensé que me pusiera tan mal solo por no desayunar en la mañana-y lo dije convencida y por supuesto con la firme convicción de nunca mas saltarme una comida y mucho menos el desayuno.
En ese momento mi mama no aguanto más y se puso a llorar.

Tarde mas de una semana en asimilar lo que me dijo el Doctor y claro la suerte de que no llegara a mayores, y es que en casos como el mío, mucha gente simplemente no reacciona y al poco tiempo falleces victima de muchas complicaciones.
Como llore de coraje, de rabia, de impotencia todo mi mundo se vino abajo.
Deje de creer en Dios por muchos años, aun a la fecha no logro conciliar esa parte de mi vida.
Poco a poco fue llegando la aceptación y con ella la resignación, no era buena idea seguir con esa actitud contra la vida.
Mi papa fue la persona que me ayudo en todo, siempre con sus palabras, siempre con su aliento a seguir adelante: Papa gracias a ti soy la persona de ahora.
Y a partir de entonces me gusta despertarme cada mañana, darle gracias a la vida por un día mas, disfruto levantarme muy temprano, quiero vivir cada segundo intensamente. Amo al atardecer en la playa con sol ocultándose en el horizonte, feliz de haber concluido una jornada más.
Y las noches con estrellas, su fulgor me dice que aun en la oscuridad hay luz,
Me llamo Alma Rebecca tengo 24 años, soy Diabética y aun me falta tanto por hacer!

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Cocina para mujeres no cocineras

2 comentarios



Si, lo confieso, no tengo ni la mas minima idea de cocinar, y realmente nunca me gusto, y no es que sea floja, simplemente la cocina es una de las cosas que menos me interesan,
En quince días me voy a casar y es hora que no tengo ni la mas minima idea de lo que voy a hacer, y por supuesto mi novio engañado no esta, así es que tampoco será una sorpresa, y clásico en estos casos su “mamita querida” sabe bastante, y debo reconocer que es cierto, para mi mala fortuna ( y quizás de muchas) se harán las inevitables comparaciones, y al momento no creo que salga bien librada.
Así es que decidí hacer una pequeña guía para todas aquellas que como yo estamos en tan tremenda situación espero les guste chicas:

Problema numero 1:El fuego en la estufa:
Ok es cierto le tengo respeto al fuego, por supuesto chicas díganle a su prometido que su estufa sea de encendido eléctrico, porque la verdad para mi es un terror usar cerillos, por aquello de mi uñas, seria fatal que se estropearan, también están los encendedores pero es lo mismo, solo de pensar en abrir la llave de la estufa, acercar el encendedor y que prenda me da un terror total.

Problema numero 2 Al siguiente día ya en casa:
Después de una gran noche ( bueno tiene que ser así no?) llega la mañana y clásico que tu “amorcito” te dice: Preciosa ( aja ya se por donde va ) tengo hambre, y te lo dice con esos ojitos de bamby y OMG que hacer? Sencillos: con la mirada firme pero a la vez de coquetería le dices “ ay cielito y si para festejar desayunamos afuera, ándale bebe si?” y le muestras esos encantos que hacen que te diga que si a todo

Problema numero 3: La hora de la Verdad “Mi amor invite a comer a mi Mama”
Ya utilizaste todo tu repertorio, latas de atún, sándwiches de todas las formas, tamaños e ingredientes, sopas maruchan ( mi amor se acabo el gas¿ tu crees? Y lo peor es que es por tubería o sea a quien quieres engañar ), bueno hasta compraste la “torta del Chavo” que venden en la tiendita, pero la “suegrita” es otra cosa,¿ que hacer?
Sencillito ( saludos para TwittBsAs) , te vas corriendo al súper, y compras en la sección de alimentos preparados” el Menú que de seguro deleitara a la señora, y por supuesto que estarás súper cansada después de “cocinar” todo tu misma, o sea que no cuenta el hecho de haber calentado todo en tu flamante estufa de encendido eléctrico?

Y si todo lo anterior no fuera suficiente ( y creo que hay un limite) la mejor y única solución final (¿ por que no se me ocurrió antes? ) es contratar a una señora que cocine Ah pero eso si, tiene que tener mas de 40 años y que venga de un remoto punto de nuestro país porque con aquello de que “se le llega al hombre por el estomago” no hay que correr riesgos y entonces si: manicure, Shopping, cafecitos con las amigas y por supuesto estar siempre bellas para nuestros maridos!

Ok ya se que es una fantasía porque que hombre aguanta tanto, lo mejor será que siga con mi libro de cocina y mejor me apresuro porque se me quema el agua para mi café
OMG.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Delcia

0 comentarios



Esa mañana de febrero fue como cualquier otra, desperté con ese aire de soledad, con los ojos tristes por tanto llorar por el pasado, apenas hacia unos días que había terminado con mi novio, y con una sonrisa de resignación y olvido empecé el día.

Últimamente me habia dado por escuchar música, y sin mucho animo entré a la red, me encontraba con la idea de cambiar mi fondo de escritorio, la foto de mi novio no me hacia precisamente olvidarlo.
Y sin mas encontré tu pagina Web, Delcia y ahí empezó todo.

Nunca fui precisamente una visitante asidua de las paginas de Internet, normalmente me conectaba en la noches y respondía todas las personas que me escribían a mi correo, siempre opinaban de alguna de mis sesiones, o me dedicaba a subir mis fotos, comunicarme con mis amistades, y hasta ahí.

Después de ese dia nada fue lo mismo, te agradezco hasta el infinito que me hallas mostrado todas las cosas que su pueden lograr, tener un pequeño espacio y desde ahí enviar a todos la forma en que percibo el mundo.
Mi forma de expresión eran mi fotografías, y tu me mostraste que no necesitas una imagen para demostrar tu talento.
Que puedes también enseñar a todos un universo de cosas sin mostrar ni una sola imagen, y para mi que todo eran fotografías mi vida se estremeció.

Yo siempre he pensado: la vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento, y yo contigo de esos he tenido muchos, muchos, muchos... eso es algo que me llena de orgullo y que voy a llevar conmigo para siempre.

Y es que, has conseguido que le diga a una amiga: TE QUIERO por como eres y por como me has dejado ser. Pronto no estaré tan lejos por lo que tu serás en la primera que piense cuando este por allá y quizás hasta pueda darme una vuelta rápida por tu ciudad.

Escribo esto para que tengas algún recuerdo de lo que siento por ti. Lo podrás leer cuantas veces quieras y espero que signifique algo para ti las palabras que escribí.
Tienes mi eterna gratitud, por estar ahí cuando te he necesitado, por aguantarme cuando tuve problemas con mi Lap y supiste que hacer a pesar de la distancia, cuando necesite que me escucharas y por brindarme tu amistad. No te lo he dicho muchas veces y sin embargo cada instante que platico contigo tengo la certeza de que necesito decírtelo: Te quiero mucho, eres mi mejor amiga y Muchas Gracias. Quiero que sepas que disfruto mucho nuestras conversaciones. Inclusive cuando solo decimos tonterías y muchísimas Gracias por ser mi mejor amiga y por ser la persona en la que mas puedo confiar.
Eres una hermana para mi, gracias por decirme la verdad siempre y decirme en que estoy mal aunque me duela. Gracias por aceptarme y quererme como soy y por hacerme una persona mejor.
Recuerda que cuentas conmigo para todo, Siempre voy a estar ahí.
Siempre seré tu amiga. Te quiero mucho.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Algo para recordar

2 comentarios

Ya tenia varios días sintiéndome rara, algo no iba bien conmigo, me cansaba con facilidad y a veces me daba mucha hambre, pero debido a mi trabajo, mis sesiones de fotos y la rutina de mi dieta, siempre pensé que debería de comer mejor, pero si no lograba las medidas y el peso necesario no podría modelar nada.
Aquella mañana llegue al escuela, como todos los días, pero particularmente me sentía bastante mal.
Recuerdo que en la primera clase decidí salirme, simplemente no lograba poner la atención necesaria, así es que me fui sin decir nada, llegue a mi auto y enfilé rumbo a mi casa.
Nunca en toda mi vida el camino de la Universidad se me hizo tan complicado, no lograba poner la atención necesaria.
Cuando llegué le dije a mi mama que me sentía muy mal, me empezó a dar mucha sed, precisamente era una de esas mañanas calurosas.
Es todo lo que recuerdo: mi mama dándome un vaso con jugo de naranja.
Todo me pareció como en una película en cámara lenta.
Y todo se desvaneció para mí.
Cuando desperté estaba en el hospital con mi papa y mi mama, ambos con cara de mucha preocupación, y honestamente pensé que otra vez había sido victima una de mi recaídas por no comer tanto o quizás mi tos crónica que nunca me ha dejado, sobre todo en invierno que es cuando mas cuidado debo tener, de lo contrario, fiebre y dolor de garganta cosa segura
Mi mama se puso contenta cuando abrí los ojos, -¿Cómo estas modelito? Me dijo con esa mirada entre preocupada y tranquila.
-Lo siento mama, prometo comer mejor, pero nunca pensé que me pusiera tan mal solo por no desayunar en la mañana-y lo dije convencida y por supuesto con la firme convicción de nunca mas saltarme una comida y mucho menos el desayuno.
En ese momento mi mama no aguanto más y se puso a llorar.

Tarde mas de una semana en asimilar lo que me dijo el Doctor y claro la suerte de que no llegara a mayores, y es que en casos como el mío, mucha gente simplemente no reacciona y al poco tiempo falleces victima de muchas complicaciones.
Como llore de coraje, de rabia, de impotencia todo mi mundo se vino abajo.
Deje de creer en Dios por muchos años, aun a la fecha no logro conciliar esa parte de mi vida.
Poco a poco fue llegando la aceptación y con ella la resignación, no era buena idea seguir con esa actitud contra la vida.
Mi papa fue la persona que me ayudo en todo, siempre con sus palabras, siempre con su aliento a seguir adelante: Papa gracias a ti soy la persona de ahora.
Y a partir de entonces me gusta despertarme cada mañana, darle gracias a la vida por un día mas, disfruto levantarme muy temprano, quiero vivir cada segundo intensamente. Amo al atardecer en la playa con sol ocultándose en el horizonte, feliz de haber concluido una jornada más.
Y las noches con estrellas, su fulgor me dice que aun en la oscuridad hay luz,
Me llamo Alma Rebecca tengo 24 años, soy Diabética y aun me falta tanto por hacer!
 

El Sol y el Espejo Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare