martes, 8 de marzo de 2011

Mujer que sabe Latín

Publicado por Alma Rebecca Yanez en 23:35
Reacciones: 
3 comentarios
Hoy precisamente en la mañana me dispuse a ir a desayunar con mis amigas a conocido restaurante aquí en Guadalajara con motivo del día Internacional de la Mujer,
Desde muy temprano recibí algunas felicitaciones, amistades, mi familia y la verdad me sentí muy contenta.
Así las cosas y ya en el restaurante, que por supuesto estaba llenísimo , nos sentamos mis amigas y yo, hablamos de muchas cosas pero inevitablemente abordamos el tema que de alguna forma nos había reunido ahí.
Una de ellas dijo que no estaba de acuerdo con festejar ( pero aquí estaba no ) dijo: “realmente no se que festejar, tu no dices por ejemplo cuando conoces a alguien : Hola que tal , soy mujer, eso es obvio, y tampoco somos mujeres por un día y los demás no” y menciono toda una serie de razones, todas ellas justificadas.
En mi opinión por supuesto que falta mucho, si nos ponemos a pensar en las desigualdades de sueldo entre un hombre y una mujer, aun teniendo el mismo puesto, y que decir además de la violencia que ejercen a muchas mujeres, maltratos, abandonos.
Y ya que estamos en eso pues también los problemas en Juárez, y en el caso de frases como “las mujeres debemos entender que el hombre es hombre aquí y donde quiera, y la mujer debe pensar que su marido es de la puerta para adentro”
Hace mucho escuché que una señora consolaba a otra más joven diciéndole que no importaba que el marido se fuera con otras, que al cabo ellas eran las capillitas y ella, la esposa, la catedral.
Caray ¡El dolor y la humillación que se sufren a causa de la infidelidad no se compensan pensando que eres “la catedral”!
Recuerdo que en un principio los grandes pensadores de la antigüedad discutían acerca de si las mujeres teníamos alma..Lamentable y que vergüenza. ¬¬
Y podría seguir una interminable lista pero y entonces porque únicamente considerar razones para no festejar?
Y lo que si se ha logrado ya no importa?
Fue hasta el año de 1953 en que las mujeres al fin pudimos ejercer el derecho del voto, ahora ya podemos escribir libros, componer música, demostrar que podemos ser tan talentosas para cualquier trabajo y en algunos casos inclusive mejor.
Ya estamos en la política, hemos llegado a ser gobernadoras, en algunos países hasta presidentas.
Existen investigadoras de gran renombre, en el área de la saludo también hay cambios.
Falta muchísimo todavía, lejos estamos de lograr lo que merecemos, después de tantos siglos de mantenernos a la sombra del hombre.
Existe ya una nueva división de las familias: Mamas solas que educan a sus hijos.
Si, razones hay muchas para celebrar.
“Mujer que sabe latín, ni tiene marido ni tiene buen fin”
Yo me río al oír esa antigua frase porque para mi ahora es:
“Mujer que sabe latín, tiene marido y al fin muy feliz”

martes, 1 de marzo de 2011

De Celos y otras cosas mas

Publicado por Alma Rebecca Yanez en 23:07
Reacciones: 
0 comentarios
Normalmente nunca he sido celosa, siempre he tenido la seguridad de saber lo que tengo y lo que tienen, así es que nunca me había dado por hacer papeles de telenovela o de mujer dramática.
Y nuevamente lo que pensé que nunca haría, eso sucedió hace algunos días.
Estábamos ya en la noche cenando cuando mi esposo de manera natural comentó:
“Becky, recuerdas a B?,”
B es su Asistente (aunque para mi es su secretaria) desde hace un año, es una chica agradable y muy atenta, las veces que llegue a hablarle por teléfono a su oficina (cuando no localizaba a mi esposo por celular) siempre hallaba la forma de darle algún recado o simplemente pasar mi mensaje.
A lo que yo respondí: “ Si por supuesto”
“Pues se ayer fue su último día, pronto se casara y necesita tiempo para arreglar su boda, que no será aquí en Guadalajara sino en la Ciudad de México.”
Y de repente, luces de emergencia, señales, avisos de un sin fin de cosas pasaron por mi mente, pero yo y como siempre con calma le dije:
“A que bien felicidades por ella ( Poker Face, por supuesto ), y ya tienes a quien la sustituya?” dicho esto con la mayor naturalidad y neutralidad, si esto fuera posible.
“Si ya tengo nueva asistente (oh secretaria, por favor ¬¬ )”
Se hizo un pequeño silencio, y yo mejor opté por cambiar de tema, no quería terminar hablando de una tipa que ni conocía. Pero me quedé intrigada.
Al día siguiente en la mañana me daba vueltas en la cabeza saber como era, y de inmediato decidí hablar por teléfono a su oficina.
Al tercer timbre contestó una voz que podría decir normal con el típico acento del DF, y su tono cantado.
“Me comunica por favor con el Lic T.”, dije en un tono sereno y tranquilo ( ay aja )
“El Lic no se encuentra en estos momentos.” Dijo con voz segura y firme
“Sabe como a que hora lo puedo encontrar?” Insistí
“No sabría decirle, de parte de quien?” ( vaya finalmente preguntó )
“DE su Esposa” Marque la primera y recalque la última palabra
Y de inmediato cambió el tono de su voz.
“Ah por supuesto señora, mucho gusto yo- yo le paso el recado.”
“Gracias…bye” y colgué
Ja, al menos la conocí por teléfono, mmhh ya veríamos después.
Pasaron 2 días y mi esposo apenas comentaba algo de su nueva secretaria ( perdón Asistente ). Y realmente debo decir que siempre ha tratado de llegar a casa y no hablar de trabajo, cosa que yo siempre le agradezco. Pero tenía curiosidad.
Una mañana de plano no pude más, me arregle, cambie a mi hija, que no paraba de reír, parecía divertirse viéndome tan apurada..y nerviosa.
Y ahí estaba, llegando al trabajo de mi esposo, que dicho sea de paso, no visitaba mucho, siempre me ha gustado respetar su trabajo, como en su momento el respeto el mío.
Cuando llegué me di cuenta que el escritorio de la asistente (ya aprendí) estaba vacío y la puerta de la oficina de mi esposo estaba cerrada………
Ok si piensan que entre sorpresivamente a la oficina gritando “así los quería agarrar” o haciendo todo un drama después de derribar la puerta..No por supuesto que no. (Aunque debe confesar que si pasó por mi mente)
Como toda persona razonable me quede esperando que regresara a su escritorio, mientras me detuve viendo lo que había en el:
Tenia la foto de una niña pequeña ( su hija?) un termo de café de Hello Kitty (más bonito que el mío ¬¬ jum ), todo muy bien ordenado, plumas, post it, etc.
Cuando menos me di cuenta escuché una voz a mis espaldas:
“La puedo ayudar en algo?” pregunto una voz con desconfianza.
Y claro no era para menos, imagínense encontrar a una persona de pie enfrente de tu escritorio y además llevando a una bebé en una carreola. ( para quien seria la sorpresa no?)
Para cuando termino de escanearme yo ya la había pesado, medido, escaneado 2 veces y además con una serie de consejos que iban desde el maquillaje, hasta la forma de vestir, pero claro únicamente le dije:
“Buenas tardes, se encuentra el Lic ____?” pregunte cortésmente (educación y clase ante todo)
Ahora si ya no dudó ni un momento:
“Buenas tardes, es usted la esposa del Lic. Verdad?” dijo mas cortésmente
“Si por supuesto, sabe si tardara mucho?”
“Entro a una reunión y creo que tardara un poco, gusta que le deje algún recado?
Y lo dijo casi falto de aire, opaco, sin brillo, ni siquiera con una chispa de alegría que cualquier chica de su edad debería de tener. El solo decir:” gusta que le deje algún recado...? fue suficiente para preguntarme:
¿Como pude haberme sentido amenazada por una chica que únicamente cumple una función especifica en un trabajo que quizás no le guste?
Definitivamente no hay nada mejor que tener la vida que quieres, saber como o cuando conseguirás las cosas y seguir luchando por la que has soñado.
O como siempre digo: vivir la vida intensamente.

martes, 8 de marzo de 2011

Mujer que sabe Latín

3 comentarios
Hoy precisamente en la mañana me dispuse a ir a desayunar con mis amigas a conocido restaurante aquí en Guadalajara con motivo del día Internacional de la Mujer,
Desde muy temprano recibí algunas felicitaciones, amistades, mi familia y la verdad me sentí muy contenta.
Así las cosas y ya en el restaurante, que por supuesto estaba llenísimo , nos sentamos mis amigas y yo, hablamos de muchas cosas pero inevitablemente abordamos el tema que de alguna forma nos había reunido ahí.
Una de ellas dijo que no estaba de acuerdo con festejar ( pero aquí estaba no ) dijo: “realmente no se que festejar, tu no dices por ejemplo cuando conoces a alguien : Hola que tal , soy mujer, eso es obvio, y tampoco somos mujeres por un día y los demás no” y menciono toda una serie de razones, todas ellas justificadas.
En mi opinión por supuesto que falta mucho, si nos ponemos a pensar en las desigualdades de sueldo entre un hombre y una mujer, aun teniendo el mismo puesto, y que decir además de la violencia que ejercen a muchas mujeres, maltratos, abandonos.
Y ya que estamos en eso pues también los problemas en Juárez, y en el caso de frases como “las mujeres debemos entender que el hombre es hombre aquí y donde quiera, y la mujer debe pensar que su marido es de la puerta para adentro”
Hace mucho escuché que una señora consolaba a otra más joven diciéndole que no importaba que el marido se fuera con otras, que al cabo ellas eran las capillitas y ella, la esposa, la catedral.
Caray ¡El dolor y la humillación que se sufren a causa de la infidelidad no se compensan pensando que eres “la catedral”!
Recuerdo que en un principio los grandes pensadores de la antigüedad discutían acerca de si las mujeres teníamos alma..Lamentable y que vergüenza. ¬¬
Y podría seguir una interminable lista pero y entonces porque únicamente considerar razones para no festejar?
Y lo que si se ha logrado ya no importa?
Fue hasta el año de 1953 en que las mujeres al fin pudimos ejercer el derecho del voto, ahora ya podemos escribir libros, componer música, demostrar que podemos ser tan talentosas para cualquier trabajo y en algunos casos inclusive mejor.
Ya estamos en la política, hemos llegado a ser gobernadoras, en algunos países hasta presidentas.
Existen investigadoras de gran renombre, en el área de la saludo también hay cambios.
Falta muchísimo todavía, lejos estamos de lograr lo que merecemos, después de tantos siglos de mantenernos a la sombra del hombre.
Existe ya una nueva división de las familias: Mamas solas que educan a sus hijos.
Si, razones hay muchas para celebrar.
“Mujer que sabe latín, ni tiene marido ni tiene buen fin”
Yo me río al oír esa antigua frase porque para mi ahora es:
“Mujer que sabe latín, tiene marido y al fin muy feliz”

martes, 1 de marzo de 2011

De Celos y otras cosas mas

0 comentarios
Normalmente nunca he sido celosa, siempre he tenido la seguridad de saber lo que tengo y lo que tienen, así es que nunca me había dado por hacer papeles de telenovela o de mujer dramática.
Y nuevamente lo que pensé que nunca haría, eso sucedió hace algunos días.
Estábamos ya en la noche cenando cuando mi esposo de manera natural comentó:
“Becky, recuerdas a B?,”
B es su Asistente (aunque para mi es su secretaria) desde hace un año, es una chica agradable y muy atenta, las veces que llegue a hablarle por teléfono a su oficina (cuando no localizaba a mi esposo por celular) siempre hallaba la forma de darle algún recado o simplemente pasar mi mensaje.
A lo que yo respondí: “ Si por supuesto”
“Pues se ayer fue su último día, pronto se casara y necesita tiempo para arreglar su boda, que no será aquí en Guadalajara sino en la Ciudad de México.”
Y de repente, luces de emergencia, señales, avisos de un sin fin de cosas pasaron por mi mente, pero yo y como siempre con calma le dije:
“A que bien felicidades por ella ( Poker Face, por supuesto ), y ya tienes a quien la sustituya?” dicho esto con la mayor naturalidad y neutralidad, si esto fuera posible.
“Si ya tengo nueva asistente (oh secretaria, por favor ¬¬ )”
Se hizo un pequeño silencio, y yo mejor opté por cambiar de tema, no quería terminar hablando de una tipa que ni conocía. Pero me quedé intrigada.
Al día siguiente en la mañana me daba vueltas en la cabeza saber como era, y de inmediato decidí hablar por teléfono a su oficina.
Al tercer timbre contestó una voz que podría decir normal con el típico acento del DF, y su tono cantado.
“Me comunica por favor con el Lic T.”, dije en un tono sereno y tranquilo ( ay aja )
“El Lic no se encuentra en estos momentos.” Dijo con voz segura y firme
“Sabe como a que hora lo puedo encontrar?” Insistí
“No sabría decirle, de parte de quien?” ( vaya finalmente preguntó )
“DE su Esposa” Marque la primera y recalque la última palabra
Y de inmediato cambió el tono de su voz.
“Ah por supuesto señora, mucho gusto yo- yo le paso el recado.”
“Gracias…bye” y colgué
Ja, al menos la conocí por teléfono, mmhh ya veríamos después.
Pasaron 2 días y mi esposo apenas comentaba algo de su nueva secretaria ( perdón Asistente ). Y realmente debo decir que siempre ha tratado de llegar a casa y no hablar de trabajo, cosa que yo siempre le agradezco. Pero tenía curiosidad.
Una mañana de plano no pude más, me arregle, cambie a mi hija, que no paraba de reír, parecía divertirse viéndome tan apurada..y nerviosa.
Y ahí estaba, llegando al trabajo de mi esposo, que dicho sea de paso, no visitaba mucho, siempre me ha gustado respetar su trabajo, como en su momento el respeto el mío.
Cuando llegué me di cuenta que el escritorio de la asistente (ya aprendí) estaba vacío y la puerta de la oficina de mi esposo estaba cerrada………
Ok si piensan que entre sorpresivamente a la oficina gritando “así los quería agarrar” o haciendo todo un drama después de derribar la puerta..No por supuesto que no. (Aunque debe confesar que si pasó por mi mente)
Como toda persona razonable me quede esperando que regresara a su escritorio, mientras me detuve viendo lo que había en el:
Tenia la foto de una niña pequeña ( su hija?) un termo de café de Hello Kitty (más bonito que el mío ¬¬ jum ), todo muy bien ordenado, plumas, post it, etc.
Cuando menos me di cuenta escuché una voz a mis espaldas:
“La puedo ayudar en algo?” pregunto una voz con desconfianza.
Y claro no era para menos, imagínense encontrar a una persona de pie enfrente de tu escritorio y además llevando a una bebé en una carreola. ( para quien seria la sorpresa no?)
Para cuando termino de escanearme yo ya la había pesado, medido, escaneado 2 veces y además con una serie de consejos que iban desde el maquillaje, hasta la forma de vestir, pero claro únicamente le dije:
“Buenas tardes, se encuentra el Lic ____?” pregunte cortésmente (educación y clase ante todo)
Ahora si ya no dudó ni un momento:
“Buenas tardes, es usted la esposa del Lic. Verdad?” dijo mas cortésmente
“Si por supuesto, sabe si tardara mucho?”
“Entro a una reunión y creo que tardara un poco, gusta que le deje algún recado?
Y lo dijo casi falto de aire, opaco, sin brillo, ni siquiera con una chispa de alegría que cualquier chica de su edad debería de tener. El solo decir:” gusta que le deje algún recado...? fue suficiente para preguntarme:
¿Como pude haberme sentido amenazada por una chica que únicamente cumple una función especifica en un trabajo que quizás no le guste?
Definitivamente no hay nada mejor que tener la vida que quieres, saber como o cuando conseguirás las cosas y seguir luchando por la que has soñado.
O como siempre digo: vivir la vida intensamente.
 

El Sol y el Espejo Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare